El Trastorno de pánico y la agorafobia

Ataque de pánico o crisis de angustia

Los ataques de pánico o crisis de angustia se dan cuando una persona sufre un miedo, terror o aprensión, muy intenso, que aparece de forma repentina y durante un período limitado de tiempo (en general unos minutos, aunque en algunos casos puede durar hasta una hora), y que se ve acompañado por al menos cuatro de los siguientes síntomas:

  • palpitaciones o taquicardia,
  • sudoración,
  • temblores o estremecimientos,
  • escalofríos,
  • falta de aliento o sensación de ahogo,
  • sofocación,
  • dolor o molestias en la zona del corazón,
  • náuseas o molestias de estómago,
  • mareo o sensación de inestabilidad o de desmayo,
  • visión borrosa,
  • vértigos,
  • sensación de irrealidad y despersonalización (parecer como si se estuviera fuera del cuerpo),
  • miedo a perder el control o a enloquecer (las personas, al notar esas sensaciones, pueden creer que están sufriendo un infarto u otro problema médico),
  • miedo a morir.

Todas estas sensaciones típicas de los ataques de pánico, son síntomas propios de la respuesta de ansiedad, y se activan cuando interpretamos que una situación constituye una amenaza contra nuestra integridad física, psicológica o social. Esto es lo que se suele denominar miedo al miedo, es decir, miedo a la propia respuesta de ansiedad asociada al miedo.

Todos a lo largo de nuestra vida podemos haber sufrido un ataque de pánico, normalmente en situaciones de estrés extremo o tras el consumo de sustancias (como drogas o fármacos). Sin embargo no todas las personas que sufren un ataque de pánico desarrollan un trastorno de pánico.

Trastorno de pánico

Se puede decir que una persona tiene trastorno de pánico cuando desarrolla un miedo o aprensión por sufrir un nuevo ataque de pánico, por temor a sufrir los síntomas fisiológicos propios de la respuesta de ansiedad, experimenta nuevos ataques de pánico y la persona no está tomando fármacos o drogas que puedan estar explicar la ocurrencia de los ataques de pánico.

Agorafobia

Una persona presenta agorafobia cuando experimenta una respuesta elevada de ansiedad cuando se expone o anticipa que se va a exponer a situaciones en las en caso de sufrir un ataque de pánico o crisis de angustia, o amago de la misma, no va a poder recibir la ayuda médica o apoyo emocional necesario para controlar o soportar los síntomas. Ejemplos de tales situaciones serían salir solo de casa e ir a lugar más o menos lejano, viajar en bus, tren, automóvil, avión.

A consecuencia de ello la persona evita exponerse a esas situaciones, y si consigue exponerse es sufriendo una ansiedad elevada y normalmente en compañía de alguien de confianza.

La persona desarrolla un miedo irracional a lugares, situaciones, espacios abiertos o cerrados, multitudes, establecimientos comerciales, etc., por temor a padecer en ellas una crisis de ansiedad o ataque de pánico y no ser socorrido o no poder escapar.

Es importante que estos síntomas no se puedan explicar mejor por otro tipo de trastorno de ansiedad, como por ejemplo la fobia social.

La agorafobia suele ir asociada al   trastorno de pánico , aunque no siempre.

Tratamiento cognitivo-conductual

La Psicología cognitivo-conductual cuenta con un tratamiento muy eficaz y duradero para el trastorno de pánico, tanto si viene acompañado con agorafobia como si no. La medicación, por sí sola, no sólo no suele ser efectiva, sino que, puede "maquillar" el trastorno durante un tiempo y, podría producirse adicción a los psicofármacos o darse recaídas tras la retirada de éstos (según investigaciones realizadas y publicadas en la literatura científica y según nuestra observación de la historia clínica de nuestros casos tratados). Por tanto, haya o no medicación, se recomienda tratamiento psicológico cognitivo-conductual.

En nuestro centro contamos con una dilatada experiencia en el tratamiento del trastorno de pánico, tanto con agorafobia como sin ella. También llevamos muchos años formando a psicólogos de todo el mundo en la aplicación de estas técnicas.

Si usted presenta o cree presentar este problema, póngase en contacto con nosotros para informarse mejor.