Trastornos psicológicos

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) por trastorno psicológico cabría entender un conjunto de síntomas distintivos que provocan un malestar, discapacidad o riesgo clínicamente significativos para la salud de una persona.

Se emplea el término trastorno psicológico para destacar que se trata de trastornos cuyo origen no es biológico o en todo caso, vienen muy fuertemente determinados por la historia de aprendizajes de esa persona.

No constituye un trastorno, una respuesta habitual o predecible ante un estresor o un pérdida, como puede ser la respuesta de duelo ante la muerte de un ser querido. Tampoco lo constituyen los comportamientos poco frecuentes (ya sean políticos, religiosos o sexuales) y los conflictos que puedan existir entre la persona y la sociedad.

Desde la terapia cognitivo-conductual, los trastornos psicológicos vienen ocasionados por historias de aprendizaje disfuncionales o desadaptativas. Estas historias de aprendizaje determinan la forma en la que la persona piensa y se comporta. Se habla de conductas problema, como aquellas que generan un malestar clínicamente significativo a la persona.

Entre los trastornos y problemas psicológicos más frecuentes en la población española se encuentran los siguientes (pinchando sobre el nombre del trastorno puede acceder a una descripción del mismo):